Constantinopla – Imperio Otomano

PL_Memory_Constantinople

El sultán Bayezid II gobierna el Imperio Otomano con justicia. También controla una flota implacable; no debemos subestimar su fuerza ni permitir que nuestros enemigos intervengan en ella.

ENEMIGO DE MI ENEMIGO

PL_MyEnemysEnemy

Rodrigo recela de la paz entre el imperio Otomano y Venecia, a pesar de que cada vez está más próxima. Sabemos que los mercenarios de los Borgia intentarán impedir el tratado, así que tendremos cuidado.

Es vital que nuestra implicación permanezca en secreto. Trabajaremos en la sombra. El éxito supondrá la consolidación de los enemigos de los Borgia.

Empezamos a vigilar el puerto de Roma, atentos a cualquier interferencia de los Borgia. Días después la encontramos: una docena de hombres suben a un barco que se dirige a Constantinopla.

Se trata de algunos de los mejores asesinos de César, y nos superan en número. Podríamos enfrentarnos a ellos, pero debe haber una forma mejor.

Cuando el barco sale del puerto, les lanzamos flechas en llamas. A los que no mueren en el primer ataque, les apuntamos cuando sacan la cabeza para respirar mientras huyen a nado.

Hemos llamado demasiado la atención. Huimos de los guardias de los Borgia, pero hemos cumplido nuestra misión. Mañana partiremos rumbo a Constantinopla.

Gracias a nuestra cuidadosa manipulación, el sultán de Constantinopla y el duque de Venecia han alcanzado un acuerdo. Se ha reanudado el comercio sin tasas y, más importante aún, hemos debilitado a los Borgia.

ERA DE DESCUBRIMIENTOS

PL_AgeOfDiscovery

Mientras las poderosas naciones exploran mares desconocidos y reclaman una parte del Nuevo Mundo, nosotros debemos asegurar que la Hermandad se expande para mantener controlado a nuestro enemigo. Tenemos una oportunidad.

Piri Reis es un gran cartógrafo otomano que está realizando mapas detallados de territorios recientemente descubiertos. Encontraremos su taller y cogeremos todos los que podamos.

Piri Reis es muy bueno en su trabajo, pero a menudo le llaman para combatir en el mar. Localizamos su taller, y nos han informado de que ahora no está. Perfecto.

Esperamos a movernos bajo la oscuridad de la noche. Abrimos el taller con facilidad. Entramos sin que nadie nos vea.

Hay fantásticos mapas por todas las paredes y las mesas del taller. La escritura cambia de mapa a mapa, lo que significa que Piri Reis estudia el progreso de otros países. ¿Dónde guardará su trabajo?

¡Claro! Encontramos los mapas bajo un mapa falso en la mesa principal. Son impresionantes. Tierras de las que jamás hemos oído hablar representadas al detalle. Nos los llevamos.

No dudamos de la precisión de estos mapas, pero nos sorprende ver que nuestro enemigo común puede estar en las nuevas colonias, por lo que hay que actuar rápido. Debemos participar en estas travesías y asegurarnos de que tenemos representantes en el Nuevo Mundo.

MALAS HIERBAS Y SEMILLAS

PL_WeedsAndSeeds

El sultán otomano Bayezid II ha ofrecido refugio a las víctimas de la Inquisición que abandonen España y Portugal. Sin embargo, entre la población que huye se han infiltrado espías de Fernando. Debemos descubrirlos y sustituirlos con nuestra gente.

Bayezid es consciente de que esa gente reforzará su imperio, mientras Isabel, Fernando y Manuel ven debilitarse el suyo. Esta nueva comunidad está llena de artistas, científicos y filósofos. Debemos conocerles.

Los hombres de Fernando son difíciles de descubrir. Ha elegido agentes que ya eran parte de la comunidad inmigrante; les habrá pagado una pequeña fortuna para que sean fieles a la Inquisición.

Los que son leales a Fernando no han revelado nada de sí mismos. Ni siquiera hay rumores. Vigilamos cualquier comportamiento extraño y las reuniones de pequeños grupos. Nada parece sospechoso.

Fernando ha destapado a sus propios agentes. Ha llegado un bote lleno de muebles y estatuas lujosos. ¡Un soborno! Vigilamos el puerto para interceptar a quien reclame estos objetos.

Al final del día hemos atrapado a una docena de hombres. Les amenazamos con desenmascararlos como agentes españoles entre los otros refugiados y confiesan enseguida. Les matamos con rapidez. No podemos dejar que vivan.

Hemos eliminado a los espías de Fernando y hemos enviado a algunos de los nuestros para sustituirlos. No tienen amigos entre los refugiados, no hay peligro de que revelen nada. Nuestros Hermanos asumirán sus identidades y establecerán un gremio aquí.

Volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s