Robinson Crusoe

La historia de Robinson Crusoe es tan absolutamente familiar para todos nosotros, pero es quizás un poco más oscura de lo que puedas recordar.

Crusoe, como ves, es un hombre ambicioso, que navega en busca de esclavos africanos para trabajar en su plantación en Brasil. Sin embargo, su barco naufraga en el camino y acaba abandonado en una isla del Caribe. Un castigo apropiado para sus prácticas de negocios indeseables, entonces, pero la liberación llega cuando cae enfermo y alucina con la visita de un ángel que lo absuelve de sus pecados. Al encontrar a Dios, Crusoe se siente cómodo con su entorno y decide que él es el Rey de la isla.

Algún tiempo después Crusoe ve treinta caníbales dirigiéndose a tierra con sus futuras víctimas, una de las cuales escapa. Crusoe mata a sus perseguidores y el fugitivo se compromete en su servicio en agradecimiento. Crusoe llama ‘Viernes’ al hombre y lo toma como su siervo, por supuesto.

El resto es una farsa en la que participan más caníbales, españoles amotinados y un vínculo entrañable de compañerismo que se desarrolla entre los dos hombres – a todo lo largo de un período que abarca casi 30 años, antes de que Crusoe finalmente suba a un barco de vuelta a Inglaterra, donde descubre que se ha convertido en inmensamente rico durante su larga ausencia. Y el resto es historia…

Es casi demasiado, ya que el autor Daniel Defoe basa su relato en la narración de la vida real del bucanero escocés Alexander Selkirk. Sin embargo, Selkirk eligió ser abandonado antes que enfrentarse a navegar en un barco que él consideraba no ser apto para navegar, y su aislamiento duró solo cuatro años antes de ser rescatado por el infame cazador de piratas Woodes Rogers. Más tarde regresó a su carrera como corsario, por cierto, con bastante éxito                                   .

Robinson Crusoe merece ser leído de principio a fin, incluso para los estándares actuales. Leedlo por vosotros mismos GRATIS por cortesía del Proyecto Gutenberg y averigua de dónde viene todo el tema del náufrago en una isla desierta. Levanta anclas y dirígete a http://www.gutenberg.org/ebooks/521 para averiguar más.

Traducción por Hugo Ochoa Martínez
Twitter

Volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s