Flora

El mundo submarino fue meticulosamente investigado para Assassin’s Creed IV: Black Flag. En lugar de considerar la flora y la fauna de manera individual, el ecosistema oceánico del Caribe guió el proceso de diseño.

En cuanto a la flora, entre la más característica está el alga marina. Los dominios de los ‘bosques’ de algas se elevan con la corriente cambiante, permitiendo a los artistas de Ubisoft describir el flujo y reflujo, por lo que es obvio que Edward Kenway se sumerge en lugar de aerotransportarse.

Se podría acertadamente suponer que el Mar Caribe es muy colorido también, los distintivos rojos y púrpuras se atribuyen a la amplia extensión de algas coralinas. Igualmente, las fibrosas algas calcáreas dan la impresión de un jardín hundido de ensueño, así como el verde esmeralda de las algas marinas.

Como se mencionó en nuestro informe anterior sobre la fauna del Caribe (animales), el equilibrio entre realismo y lo ideal era una consideración artística clave. Con buzos experimentados en el equipo, los artistas de Ubisoft pudieron imponer sus propias experiencias emocionales para impactar en la narración.

Esperamos que encuentres inolvidables las escenas submarinas de Assassin’s Creed IV: Black Flag.

Traducción por José Carlos García Díaz
Facebook
Twitter

Volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s