Crimen y Castigo

El éxito de los supuestos piratas rebeldes contra sus oponentes nombrados por los reyes se debía por completo a su estricta organización. Trazaron duras líneas en lo que se refería a castigarse los unos a los otros.

Típicamente, cualquier desviación del código de conducta acordado tendría como resultado una dolorosa humillación más que una muerte rápida. Ningún hombre, ni siquiera el capitán, estaban exento de la ley pirata.

La práctica de dejar a la deriva a un compañero pirata era capital entre todos los castigos. Cualquiera de quien se sospechara que guardaba secretos, o que intentara escapar y abandonar a sus colegas sería abandonado en una isla pequeña con una botella de agua, un arma pequeña y la suficiente pólvora como para quitarse la vida.

Los piratas parecían tolerar un cierto nivel de robo, pero cualquier cosa por encima del valor de una Moneda de Ocho también acabaría en el abandono a la deriva, pero en este caso también podría disparársele como escarmiento.

Hay crónicas de piratas azotando a sus camaradas rebeldes, aunque algunos informes afirman que esto era impopular ya que era también una sentencia practicada por la Marina Británica. Según un documento encontrado en un bajel pirata del siglo XVIII, la víctima soportaría 40 golpes en su espalda desnuda.

Ya que las tripulaciones piratas a menudo consistían en enemigos capturados y otros comprados, a menudo se consideraban mercancías. Por lo tanto, otra forma de hacerle la vida peor a los que causaban problemas era venderlos como esclavos.

Para aquellos que eran lo suficientemente afortunados como para que se les garantizara una segunda oportunidad, el juicio ante ellos podía ser casi fatal. “Sudar” implicaba amarrar a un hombre al mástil con una cuerda corta, donde podría esquivar los intentos de sus compañeros de darle golpes con espadas o alfanjes – básicamente cualquier objeto afilado.

Como para cualquiera detenido y acusado de piratería por las autoridades, serían colgados –normalmente en una horca cerca del mar o del río durante la marea baja. Su cuerpo sería sumergido posteriormente como forma de escarnio público. Los piratas de importancia podían ser embreados, encadenados y posiblemente encerrados en una jaula ajustada para aumentar la siniestra exhibición.

Exclusivo para los miembros de The Watch, he aquí la ubicación secreta a la que hace referencia… BLAGGARDS COVE

Traducción por Hugo Ochoa Martínez
Twitter

Volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s