Caza

Un asesino debe estar en guardia en todo momento, y esto incluye ser cautelosos frente a las majestuosas criaturas del mar. En el siglo XXI es ampliamente conocido que incluso el temible tiburón blanco no se aprovecha de los seres humanos por lo general, pero las tentativas de mordiscos han resultado ser fatales. Por lo tanto, los buzos modernos en aguas peligrosas llevan consigo barras de defensa de tiburones para ser respetuosos con el animal mientras se salva su propia carne.

Retrocedamos al siglo XVIII y las barras de defensa de tiburones no son ni siquiera un destello en el ojo de Leonardo Da Vinci. Por lo tanto, los buceadores cautelosos, Edward Kenway incluido, se meten en el agua con arpones para estar totalmente seguros. Y con la práctica de la caza se convierte en el cazador.

Mientras tanto, la belleza de cada gran pez como el tiburón toro, el tiburón de punta blanca y el gran tiburón blanco está lejos de perderse en el equipo de diseño de Ubisoft, su naturaleza depredadora es celebrada por el bien del drama.

Al igual que Connor en Assassin’s Creed III, Edward Kenway está listo para hacer una fortuna merodeando por las favorecidas zonas de alimentación y las zonas de descanso de criaturas por encima y por debajo del mar. Debe estar preparado para el momento en que un escurridizo ‘monstruo de las profundidades‘ se desprende de la neblina azul.

Traducción por José Carlos García Díaz
Facebook
Twitter

Volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s